Medicamentos

FERROPROTINA - Laboratorio Faes Farma

Laboratorio Faes Farma Medicamento / Fármaco FERROPROTINA

Composición.

Granulado para solución oral en sobre monodosis. Cada sobre contiene (3.3 g de granulado) contiene: Ferrimanitol ovoalbúmina (aprox) 300 mg (Equivalente a 40 mg de Fe férrico).

Farmacología.

La absorción de hierro se lleva a cabo en el duodeno y en la primera porción del yeyuno, de donde pasa directamente al plasma o permanece en las células de la mucosa. La absorción se incrementa cuando los niveles endógenos disminuyen o cuando aumenta la eritropoyesis. En el plasma, el hierro es transportado en asociación a una B1-glucoproteína, la transferrina. Es sintetizada en el hígado y su síntesis aumenta en respuesta a un déficit de hierro. El 80 % de hierro plasmático se utiliza por el sistema eritrocitario. La facultad de la mucosa intestinal para absorber el hierro está condicionada por la existencia de una proteína intracelular, la Apoferritina capaz de conjugarse con el hierro y transformarse en Ferritina. Esta facultad ha sido confirmada por los estudios realizados con hierro radiactivo Fe59, que han puesto de manifiesto la función primordial de la Ferritina en la regulación de la absorción y depósito de hierro en el organismo, así como ser el depósito fisiológico del metal conjugado, impidiendo el efecto tóxico de hierro no ferritínico, en caso de existir un déficit de Apoferritina o de la actividad enzimática celular. En la Ferroprotina (Ferrimanitol ovoalbúmina), el hierro es vehiculizado con su proteína de conjugación, siendo absorbido en duodeno y yeyuno, sin riesgo de sobresaturación tisular, toxicidad o irritación.

Indicaciones.

Profilaxis y tratamiento de la anemia ferropénica y de los estados carenciales de hierro.

Presentación.

Envase conteniendo 30 sobre monodosis. Registro INVIMA: 2010M-0010978.

Sinónimos.

Fe.

Acción terapéutica.

Antianémico.

Propiedades.

Las sales ferrosas son tres veces mejor absorbidas que las férricas y la diferencia se hace más marcada en las dosificaciones altas. Las variaciones de las distintas sales ferrosas tienen poco efecto sobre la biodisponibilidad; así, sulfato, fumarato, succinato, gluconato y otras sales son absorbidas en iguales proporciones. Debe conocerse la cantidad total de cada preparado y no su masa total. La mayor ventaja del uso parenteral de hierro es la posibilidad de formar con rapidez reservas del elemento que por vía oral tardarían meses en alcanzarse (por ejemplo, en pacientes que recibirán eritropoyetina). El intestino delgado regula la absorción y previene la entrada de gran cantidad de hierro al torrente sanguíneo.

Indicaciones.

Anemia ferropénica.

Dosificación.

Las dosis deben ser individualizadas, ya que la respuesta de la anemia ferropénica al tratamiento depende de varios factores, entre ellos la causa y gravedad de la anemia, la presencia de otras enfermedades y la capacidad del paciente para tolerar y absorber el hierro medicinal. La respuesta a la terapéutica con hierro se evalúa mediante el índice de producción de reticulocitos y la elevación de la hemoglobina o del hematócrito. No debe tomarse una decisión acerca de la efectividad del tratamiento hasta después de transcurridas 3 a 4 semanas. El empleo profiláctico del hierro oral debe reservarse para pacientes con alto riesgo: embarazadas, pérdida excesiva menstrual, dadores de sangre y lactantes. Dosis terapéutica usual: 200mg/día (2mg a 3mg/kg) en 3 tomas diarias sobre la base del contenido de hierro del preparado. Para prevención: 15mg a 30mg/día. La absorción oral es mejor cuando se ingiere en ayunas. La aplicación parenteral debe reservarse para indicaciones específicas (ver arriba).

Reacciones adversas.

La intolerancia a los preparados orales de hierro es principalmente una función de la cantidad de hierro soluble presente en el tracto gastrointestinal y de factores psicológicos. Pirosis, náuseas, vómitos, malestar gástrico superior, constipación y diarrea. Con dosis altas son más comunes las náuseas y el dolor abdominal. Heces oscuras teñidas por el hierro. Hemocromatosis, sólo en pacientes con trastornos en la absorción de hierro. Luego de la inyección intramuscular pueden ocurrir molestias prolongadas en el sitio de inyección, decoloración de la piel y alteraciones malignas en el sitio de inyección. La sobredosis de hierro es particularmente grave en niños, ya que se requiere atención inmediata si la ingestión ha superado los 30mg/kg. El tratamiento se realiza con deferroxamina.

Precauciones y advertencias.

Debe tenerse especial cuidado en pacientes que puedan desarrollar una sobrecarga de hierro, como pueden ser aquellos con hemocromatosis, anemia hemolítica o aplasia eritrocitaria. En caso de falla en la respuesta al tratamiento deben investigarse otras causas de anemia. No conviene usar el hierro durante el primer trimestre del embarazo.

Interacciones.

El hierro forma quelatos con las tetraciclinas, disminuyéndose la absorción de ambos. La absorción del hierro es menor en presencia de penicilamina y antiácidos. Por potenciales interacciones conviene separar en varias horas la administración de hierro y otros fármacos.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al hierro. Pacientes con sobrecarga de hierro.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con FERROPROTINA .

2