Medicamentos

CONMEL - Laboratorio Genfar

Laboratorio Genfar Medicamento / Fármaco CONMEL

Composición.

Cada ampolla de 2mL contiene dipirona monohidrato 1g.

Indicaciones.

Analgésico, antipiretico. Medicamento de segunda linea en casos de dolor o fiebre moderados o severos que no han cedido a otras alternativas farmacológicas (analgésicos no moderados, no narcóticos) y no farmacológicas.

Contraindicaciones.

Ulcera péptica, insuficiencia renal o hepatica grave, sensibilidad a las pirazolonas y sus derivados, granulocitopenia porfiria aguda. Intermitente, hematopatias "puede producir agranulocitosis a veces fatal".

Embarazo y lactancia.

No se ha demostrado inocuidad en el embarazo, por lo tanto no se recomienda su uso. No se dispone de información sobre los niveles de dipirona en leche materna, por lo que no se recomienda su administración durante este período.

Reacciones adversas.

Poco frecuentes: erupciones por fármacos, reacciones de hipotensión no acompañadas por otros signos de reacción anafiláctica y/o anafilactoide. Raras: leucopenia. Muy raras: agranulocitosis o trombocitopenia.

Precauciones.

Establecer las siguientes recomendaciones: 1. Uso bajo estricta fórmula médica 2. Distribución en sitios que garanticen el no abuso ni mal uso del medicamento y que permita determinar un seguimiento más racional. 3. Implementar un programa de farmacovigilancia permanente con reportes cada 3 meses cuya responsabilidad será de los laboratorios y distribuidores. 4. Su uso en pediatría estará bajo responsabilidad del especialista acorde con las recomendaciones anteriores. 5. Se restringe la forma parenteral al uso en instituciones prestadora de servicios de salud tales como ips y ars para dolores postquirurgicos, cáncer, quemaduras músculo esquelético agudo, cólicos viscerales, cuando su uso parenteral se prolongue por más de 7 días debe realizarse control con hemograma, prescripción exclusiva por especialista. El tratamiento será interrumpido de forma inmediata si aparece algún signo o síntoma sugestivo de anafilaxis/shock anafiláctico (disnea, asma, rinitis, edema angioneurótico o de glotis, hipotensión, urticaria, rash) o agranulocitosis (fiebre alta, escalofríos, dolor de garganta, inflamación en boca, nariz o garganta, lesiones en mucosa oral o genital). Deberá informarse a los pacientes sobre este particular antes de comenzar el tratamiento, advirtiéndoles que suspendan el mismo y consulten a su médico inmediatamente si presentan alguno de los síntomas anteriormente mencionados. Dados los riesgos asociados al tratamiento con Dipirona, deberá valorarse cuidadosamente el balance beneficio-riesgo del tratamiento en comparación con otras alternativas terapéuticas. Los pacientes que hayan experimentado una reacción de hipersensibilidad al metamizol, no deben volver a ser reexpuestos al mismo. Se debe prestar especial atención a pacientes con historia de alergias múltiples a medicamentos, especialmente a salicilatos. En tratamientos prolongados se debe realizar control hemocitológico.

Conservación.

Almacénese a temperatura inferior a 30°C en su envase y empaque original.

Presentación.

Caja por 10, 20, 50 y 100 ampollas. Registro sanitario: INVIMA 2010M-002910-R3.

Tabletas 324mg

Analgésico. Antipirético.

Composición.

Cada tableta contiene dipirona monohidrato 324mg.

Indicaciones.

Analgésico no narcótico, antipirético.

Contraindicaciones.

Ulcera péptica, insuficiencia hepática o renal grave, hipersensibilidad a las pirazolonas y sus derivados, granulocitopenia, porfiria aguda intermitente, hemopatias. Puede producir agranulocitosis a veces fatal. Uso bajo estricta fórmula médica. Su uso en pediatría estará bajo la responsabilidad del especialista. No debe usarse por periodos prolongados. Durante el tratamiento deberá hacerse control del cuadro hemático. Evítese tomar este producto simultáneamente con el consumo excesivo de alcohol.

Embarazo y lactancia.

No se ha demostrado inocuidad en el embarazo, por lo tanto no se recomienda su uso. No se dispone de información sobre los niveles de dipirona en leche materna, por lo que no se recomenda su administración durante este período.

Reacciones adversas.

Poco frecuentes: erupciones por fármacos, reacciones de hipotensión no acompañadas por otros signos de reacción anafiláctica y/o anafilactoide. Raras: leucopenia. Muy raras: agranulocitosis o trombocitopenia.

Precauciones.

El tratamiento será interrumpido de forma inmediata si aparece algún signo o síntoma sugestivo de anafilaxis/shock anafiláctico (disnea, asma, rinitis, edema angioneurótico o de glotis, hipotensión, urticaria, rash) o agranulocitosis (fiebre alta, escalofríos, dolor de garganta, inflamación en boca, nariz o garganta, lesiones en mucosa oral o genital). Deberá informarse a los pacientes sobre este particular antes de comenzar el tratamiento, advirtiéndoles que suspendan el mismo y consulten a su médico inmediatamente si presentan alguno de los síntomas anteriormente mencionados. Dados los riesgos asociados al tratamiento con Dipirona, deberá valorarse cuidadosamente el balance beneficio-riesgo del tratamiento en comparación con otras alternativas terapéuticas. Los pacientes que hayan experimentado una reacción de hipersensibilidad al metamizol, no deben volver a ser reexpuestos al mismo. Se debe prestar especial atención a pacientes con historia de alergias múltiples a medicamentos, especialmente a salicilatos. En tratamientos prolongados se debe realizar control hemocitológico.

Conservación.

Almacénese a temperatura inferior a 30°C en su envase y empaque original.

Presentación.

Caja por 100 tabletas. Registro sanitario: INVIMA 2008M-000828-R3.

Tabletas 500mg

Analgésico. Antipirético.

Composición.

Cada tableta contiene dipirona monohidrato 500mg.

Indicaciones.

Analgesico - antipirético de segunda linea en casos de dolor o fiebre moderados o severos que no han cedido a alternativas farmacológicas (analgésicos no narcóticos) y no farmacológica.

Contraindicaciones.

Ulcera péptica, insuficiencia hepática o renal grave, sensibilidad a las pirazolonas y sus derivados, granulocitopenia, porfiria aguda intermitente, hepatopatías. Puede producir agreanulocitosis a veces fatal.

Embarazo y lactancia.

No se ha demostrado inocuidad en el embarazo, por lo tanto no se recomienda su uso. No se dispone de información sobre los niveles de dipirona en leche materna, por lo que no se recomienda su administración durante este período.

Reacciones adversas.

Poco frecuentes: erupciones por fármacos, reacciones de hipotensión no acompañadas por otros signos de reacción anafiláctica y/o anafilactoide. Raras: leucopenia. Muy raras: agranulocitosis o trombocitopenia.

Precauciones.

El tratamiento será interrumpido de forma inmediata si aparece algún signo o síntoma sugestivo de anafilaxis/shock anafiláctico (disnea, asma, rinitis, edema angioneurótico o de glotis, hipotensión, urticaria, rash) o agranulocitosis (fiebre alta, escalofríos, dolor de garganta, inflamación en boca, nariz o garganta, lesiones en mucosa oral o genital). Deberá informarse a los pacientes sobre este particular antes de comenzar el tratamiento, advirtiéndoles que suspendan el mismo y consulten a su médico inmediatamente si presentan alguno de los síntomas anteriormente mencionados. Dados los riesgos asociados al tratamiento con Dipirona, deberá valorarse cuidadosamente el balance beneficio-riesgo del tratamiento en comparación con otras alternativas terapéuticas. Los pacientes que hayan experimentado una reacción de hipersensibilidad al metamizol, no deben volver a ser reexpuestos al mismo. Se debe prestar especial atención a pacientes con historia de alergias múltiples a medicamentos, especialmente a salicilatos. En tratamientos prolongados se debe realizar control hemocitológico.

Conservación.

Almacénese a temperatura inferior a 30°C en su envase y empaque original.

Presentación.

Caja por 100 tabletas. Registro sanitario: INVIMA 2006M-006455-R2.

Sinónimos.

Terapirol. Analgina. Metilmelubrina. Metamizol. Novaminsulfonato sódico. Noramidopiridina. Metanosulfonato sódico. Metampirona.

Acción terapéutica.

Analgésico. Antipirético. Espasmolítico.

Propiedades.

Derivado pirazolónico; es el sulfonato de sodio de la amidopirina. Su vida media en el organismo es de 7 horas y se excreta por vía urinaria como 4-metilaminoantipirina, 4-aminoantipirina y 4-acetilaminoantipirina. Actúa también como inhibidor selectivo de las prostaglandinas F2a.

Indicaciones.

Algias por afecciones reumáticas, cefaleas u odontalgias. Dolores ulteriores a intervenciones quirúrgicas, espasmos del aparato gastrointestinal, conductos biliares, riñones y vías urinarias. Estados febriles.

Dosificación.

Por vía oral, 300mg a 600mg/día; la dosis máxima diaria es de 4g. Ampollas: 0,5g a 1g por vía SC, IM o IV.

Reacciones adversas.

Al ser un derivado pirazolónico, las reacciones más comunes son las de hipersensibilidad, que pueden llegar a producir trastornos hemáticos por mecanismos inmunes, tales como la agranulocitosis. Pueden aparecer bruscamente, con fiebre, angina y ulceraciones bucales; en estos casos debe suspenderse de inmediato el medicamento y realizarse un control hematológico. La agranulocitosis, la leucopenia y la trombocitopenia son poco frecuentes, tienen suficiente gravedad como para ser tenidas en cuenta. Otra reacción esencial de hipersensibilidad es el shock, manifestándose con prurito, sudor frío, obnubilación, náuseas, decoloración de la piel y disnea. Además, pueden aparecer reacciones de hipersensibilidad cutánea, en las mucosas oculares y en la región nasofaríngea.

Precauciones y advertencias.

Con la administración de esta droga los pacientes que padecen asma bronquial o infecciones crónicas de las vías respiratorias y los afectados por reacciones de hipersensibilidad, están expuestos a posibles reacciones anafilactoideas a dipirona. Durante el primer trimestre del embarazo y en sus últimas semanas, así como en lactantes, niños pequeños y en pacientes con trastornos hematopoyéticos sólo se deberá administrar con la prescripción del médico. Puede producir agranulocitosis a veces fatal; por ello se deben efectuar controles hematológicos periódicos. En su presentación inyectable es imprescindible tener especial cuidado en pacientes cuya tensión arterial fuere inferior a 100mmHg, los que se encuentren en situación de inestabilidad circulatoria o que sufran alteraciones previas del sistema hematopoyético (por ejemplo, tratamiento con citostáticos).

Interacciones.

Puede reducir la acción de la ciclosporina, y se potencian los efectos con la ingestión simultánea de alcohol.

Contraindicaciones.

Pacientes con hipersensibilidad a las pirazolonas y en presencia de determinadas enfermedades metabólicas (porfiria hepática, déficit congénito de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa).

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con CONMEL .

1