Medicamentos

ATENOLOL - Laboratorio Genfar

Laboratorio Genfar Medicamento / Fármaco ATENOLOL

Composición.

Cada tableta contiene atenolol 100mg.

Indicaciones.

Antianginoso, antiarrítmico y antihipertensivo. Tratamiento del infarto del miocardio: intervención a largo plazo después de la recuperación.

Contraindicaciones.

Asma bronquial, broncoespasmo, hipoglicemia, acidosis metabólica, bradicardia sinusal o bloqueo cardiaco parcial, embarazo, lactancia, insuficiencia cardiaca incipiente o manifiesta a menos que el paciente haya sido previamente digitalizado.

Embarazo y lactancia.

Los betabloqueantes reducen la perfusión placentaria, lo que puede provocar muerte fetal intrauterina y partos inmaduros y prematuros. Por tanto, su uso esta contraindicado en el embarazo. La concentración en leche materna es tres veces más alta que en sangre, por tanto, está contraindicado durante el periodo de lactancia.

Reacciones adversas.

Raros: Trombocitopenia, leucopenia, alucinaciones, psicosis, confusión, depresión, pesadillas, ansiedad, cefaleas, mareo, parestesia en las extremidades, conducción AV lenta o incremento de un bloqueo AV existente, agravamiento de insuficiencia cardíaca, hipotensión (a veces asociada a síncope), fenómeno de Raynaud, incremento de una claudicación intermitente existente, xerostomía, exantema, alopecia, reacciones cutáneas psoriásicas, agravamiento de psoriasis, púrpura, hepatotoxicidad que incluye colestasis intrahepática, impotencia. Poco frecuentes: Trastornos del sueño, elevaciones de los niveles de aminotransferasas. Frecuentes: Bradicardia, extremidades frías y cianóticas, problemas gastrointestinales, náuseas, vómito, diarrea y estreñimiento, cansancio, sudoración. Frecuencia desconocida: Reacciones de hipersensibilidad, incluyendo angioedema y urticaria.

Precauciones.

El tratamiento no debe suspenderse repentinamente, especialmente en pacientes con cardiopatía isquémica. Si es necesario, la dosis debe reducirse gradualmente, es decir, en 1-2 semanas, al mismo tiempo que se inicia el tratamiento sustitutivo para evitar la exacerbación de la angina de pecho. Además, pueden desarrollarse arritmias e hipertensión. Por otra parte, existe un riesgo de infarto de miocardio y muerte súbita. El atenolol no debe usarse en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva no tratada. Primero es necesario estabilizar esta afección. En pacientes con trastornos circulatorio periféricos (síndrome o enfermedad de Raynaud, claudicación intermitente), el atenolol debe utilizarse con mucha precaución, ya que estos trastornos podrían agravarse. Puede producir bradicardia. En pacientes con trastornos pulmonares obstructivos crónicos, las obstrucciones de las vías respiratorias podrían agravarse. Debido a su efecto negativo sobre el tiempo de conducción, el atenolol debe administrarse siempre con precaución en pacientes con bloqueo cardíaco de primer grado. En pacientes con disfunción renal la dosis debe ajustarse para reducir la filtración glomerular. Debe tenerse precaución al administrar a pacientes ancianos. El atenolol puede incrementar la sensibilidad hacia los alérgenos y la gravedad de las reacciones anafilácticas. El atenolol puede enmascarar los síntomas de hipoglucemia, en particular la taquicardia. La sensibilidad a la insulina puede reducirse en pacientes tratados con atenolol.

Conservación.

Almacénese a temperatura inferior a 30°C en su envase y empaque original.

Presentación.

Caja por 20 y 30 tabletas. Registro sanitario: INVIMA 2008M-0008089.

Acción terapéutica.

Antihipertensivo. Bloqueante beta-adrenérgico.

Propiedades.

Actúa con afinidad preferente sobre los receptores cardíacos b1, aunque también tiene afinidad para los receptores vasculares periféricos o bronquiales b2. Como su cardioselectividad no es absoluta, las dosis elevadas de atenolol pueden bloquear los receptores b2. Carece de actividad simpaticomimética intrínseca y de efecto estabilizador de la membrana. Reduce la actividad simpática, por lo que se indica en el angor pectoris. Se absorbe 50% por vía oral, su fijación a las proteínas es baja (6% a 16%); se metaboliza mínimamente en el hígado y 85% a 100% se excreta por vía renal, en forma inalterada. Su vida media es de 6 a 7 horas y aumenta de 16 a 27 horas o más en pacientes con disfunción renal.

Indicaciones.

Hipertensión esencial. Angor pectoris. Arritmias cardíacas. Coadyuvante del tratamiento de la estenosis subaórtica hipertrófica.

Dosificación.

Hipertensión: la mayoría de los pacientes responden a una dosis de 100mg/día en una toma única; algunos pueden ser mantenidos con una dosis de 50mg/día. Angor pectoris: la dosis eficaz es de 100mg en dosis única diaria o en 2 tomas de 50mg. Arritmias: luego del tratamiento IV con atenolol puede indicarse una terapéutica de mantenimiento por vía oral con 50mg a 100mg/día. En pacientes con insuficiencia renal deberá ajustarse la posología, dado que la eliminación de esta droga se produce por vía urinaria. En los pacientes ancianos la reducción del metabolismo y de la capacidad de excreción puede aumentar la depresión miocárdica y requerir una disminución de la dosis.

Reacciones adversas.

Las más comunes son frialdad en las extremidades, fatiga muscular y, en casos aislados, bradicardia. En ocasiones se han presentado trastornos del sueño, igual que con otros betabloqueantes. Existen posibilidades de bloqueo A-V, insuficiencia cardíaca, crisis asmática o hipoglucemia. En caso de erupciones cutáneas tipo psoriasis deberá suspenderse el tratamiento, por probable hipersensibilidad al fármaco.

Precauciones y advertencias.

Como con todos los betabloqueantes no se deberá interrumpir el tratamiento en forma brusca a los pacientes anginosos, ya que puede provocar trastornos del ritmo, infarto de miocardio o muerte súbita. Se deberá tener precaución en pacientes asmáticos y en los que presentan fenómeno de Raynaud.

Interacciones.

No debe administrarse junto con verapamilo. No se deberá comenzar el tratamiento con uno de estos fármacos sin haber suspendido el otro, por lo menos 7 días antes. Se deberá tener precaución en caso de asociación con antiarrítmicos de clase I, como la disopiramida. La reserpina potencia su acción en asociación con betabloqueantes. En tratamientos conjuntos se deberá controlar al paciente para prevenir la hipotensión o bradicardia excesiva. Puede indicarse con clonidina, pero teniendo presente la potenciación del efecto bradicárdico. El uso de anestésicos por inhalación (halotano) en forma simultánea con betabloqueantes puede aumentar el riesgo de depresión miocárdica. Al indicarse con atenolol los hipoglucemiantes orales o insulina pueden potenciar su efecto hipoglucémico.

Contraindicaciones.

Bloqueo cardíaco de 2do. o 3er. grado. Shock cardiogénico. Embarazo y lactancia. Se deberá tener presente que el atenolol atraviesa la barrera placentaria. Niños. Insuficiencia cardíaca manifiesta, bradicardia sinusal.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con ATENOLOL .

4