Medicamentos

LOPERAMIDA - Laboratorio Genfar

Laboratorio Genfar Medicamento / Fármaco LOPERAMIDA

Composición.

Cada comprimido contiene loperamida clorhidrato 2mg.

Indicaciones.

Antidiarreico.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al medicamento, embarazo, pacientes en quienes debe evitarse la inhibición del peristaltismo intestinal, no debe usarse en niños menores de 12 años y ancianos.

Embarazo y lactancia.

Aunque no hay constancia de que la loperamida presente propiedades teratogénicas o embriotóxicas, antes de administrarse durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, se deben considerar los beneficios terapéuticos descritos frente a los riesgos potenciales. Hay poca información sobre la excreción de loperamida en leche materna, pero se han detectado pequeñas cantidades del fármaco en la leche de madres en período de lactancia, por lo que no se recomienda su uso durante la lactancia.

Reacciones adversas.

Frecuentes: cefalea, mareos, estreñimiento, náuseas, flatulencia. Poco frecuente: Somnolencia, dolor/malestar abdominal, sequedad de boca, exantema. Raras: Reacciones de hipersensibilidad, reacciones anafilácticas (incluyendo shock anafiláctico), reacciones anafilactoides, pérdida de conciencia,, estupor, nivel de conciencia disminuido, hipertonía coordinación anormal, miosis, Íleo (incluyendo íleo paralítico), megacolon (incluyendo megacolon tóxico), distensión abdominal, erupciones bullosas (incluyendo Síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme y necrólisis epidérmica tóxica), angioedema, urticaria, prurito, retención urinaria, fatiga.

Precauciones.

En pacientes con diarrea, especialmente en personas de edad avanzada y niños se puede presentar depleción de líquidos y electrólitos. En estos casos, la medida terapéutica más importante es la administración de fluidos apropiados y la reposición de electrolitos. Si no se observa mejoría clínica en las primeras 48 horas se debe interrumpir la administración. Debe advertirse a los pacientes que consulten con su médico en caso de que esta situación ocurriera. Aunque no se dispone de datos farmacocinéticas en pacientes con insuficiencia hepática, debe utilizarse con precaución en estos pacientes debido a una disminución del metabolismo de primer paso. Este tipo de pacientes deben ser vigilados estrechamente por si presentasen señales de toxicidad en el sistema nervioso central. Debe suspenderse rápidamente el tratamiento si se presenta estreñimiento, distensión abdominal o íleo. Los pacientes con SIDA que son tratados con Loperamida para la diarrea deben suspender el tratamiento al primer signo de distensión abdominal. Se ha informado de casos aislados de estreñimiento con un aumento del riesgo de megacolon tóxico en pacientes con SIDA y colitis infecciosa tanto por patógenos virales como bacterianos que eran tratados con loperamida. Puesto que el tratamiento de la diarrea con loperamida es sintomático, la diarrea debe tratarse a partir de su causa, cuando tal tratamiento esté disponible. Los fármacos que prolongan el tiempo de tránsito intestinal pueden inducir el desarrollo de megacolon tóxico. A pesar de que la mayor parte del fármaco es metabolizado, y los metabolitos o el fármaco inalterado se excretan por heces, no es necesario un ajuste de dosis en paciente con insuficiencia renal.

Conservación.

Almacénese a temperatura inferior a 30°C en su envase y empaque original.

Presentación.

Caja 6, 10 y 20 comprimidos. Registro sanitario: INVIMA 2012M-0013528.

Acción terapéutica.

Antidiarreico.

Propiedades.

Es un derivado sintético de la piperidina. Reduce la motilidad intestinal por efecto directo sobre las terminaciones nerviosas o los ganglios intramurales. Puede ejercer su acción antidiarreica no sólo mediante el retraso del tránsito intestinal y el aumento del tiempo de contacto, sino también por inhibición directa de la secreción de líquidos y electrólitos o la estimulación de absorción de sal y de agua. No se absorbe bien en el tracto gastrointestinal; su unión a las proteínas es elevada (97%) y se elimina por vía fecal/renal.

Indicaciones.

Diarrea aguda no específica y diarrea crónica asociada con enfermedad intestinal inflamatoria.

Dosificación.

Diarrea aguda: adultos: 4mg, seguidos de 2mg después de cada defecación no bien conformada; niños de 2 a 5 años: 1mg 3 veces al día; de 5 a 8 años: 2mg dos veces al día; de 8 a 12 años: 2mg tres veces al día. Diarrea crónica: adultos: dosis inicial 4mg; dosis de mantenimiento 4mg a 8mg al día en varias tomas, según necesidades; dosis máxima 16mg/día.

Reacciones adversas.

Distensión abdominal, constipación, somnolencia, anorexia, náuseas, vómitos, fiebre, mareos, rash cutáneo (reacción alérgica).

Precauciones y advertencias.

En los pacientes con colitis ulcerosa se debe suspender de inmediato el tratamiento con loperamida, ante la aparición de distensión abdominal u otros síntomas que pudieren indicar megacolon tóxico inminente. En la diarrea aguda se debe suspender el tratamiento con loperamida después de 48 horas si no se produce mejoría, y en la diarrea crónica si no se produce con al menos 10 días de tratamiento con la dosis máxima. En lactantes y niños menores de 3 años se recomienda tener precaución debido al riesgo de pérdida de líquidos y electrólitos, lo mismo que en los ancianos.

Interacciones.

El uso simultáneo de loperamida con un analgésico opiáceo puede aumentar el riesgo de constipación severa.

Contraindicaciones.

Colitis severa, diarrea asociada con colitis seudomembranosa resultante del tratamiento con antibióticos de espectro amplio. La relación riesgo-beneficio debe evaluarse en cuadros de deshidratación, diarrea producida por organismos infecciosos o disfunción hepática.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con LOPERAMIDA .

4