Medicamentos

CIPROFLOXACINO - Laboratorio Genfar

Laboratorio Genfar Medicamento / Fármaco CIPROFLOXACINO

Composición.

Cada tableta recubierta contiene Ciprofloxacino clorhidrato monohidrato equivalente a Ciprofloxacino base 500mg.

Indicaciones.

Agente alternativo en el tratamiento de infecciones causadas por bacterias sensibles al ciprofloxacino y localizadas en vías respiratorias, aparato genito urinario, tracto gastro intestinal, vías biliares, tejidos blandos y además, alternativo en infecciones peritoneales, septicemia y gonorrea.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad a las fluoroquinolonas o a cualquier antibacteriano quinolínico relacionado, embarazo, lactancia, niños menores de 18 años, epilepsia, trastornos renales y hepáticos. Evite las fluoroquinolonas en pacientes con historia conocida de miastenia grave. No debe administrarse en pacientes con diagnóstico de tendinitis por ejercicio. Evítese la administración concomitante con antiácidos, teofilina o tizanidina.

Embarazo y lactancia.

Como medida de precaución, es preferible evitar el uso del ciprofloxacino durante el embarazo. El ciprofloxacino se excreta por la leche materna. Debido al posible riesgo de lesión articular, no debe emplearse ciprofloxacino durante la lactancia.

Reacciones adversas.

Frecuentes: Náuseas, diarrea. Poco frecuentes: Sobreinfecciones micóticas, eosinofilia, disminución del apetito, hiperactividad psicomotriz/ agitación, cefalea, mareos, trastorno del sueño, trastornos del gusto, vómitos, dolores gastrointestinales y abdominales, dispepsia, flatulencia, aumento de transaminasas, aumento de bilirrubina, exantema, prurito, urticaria, dolor musculoesquelético, artralgia, trastorno renal, astenia, fiebre, aumento de fosfatasa alcalina en sangre. Muy raras: Anemia hemolítica, agranulocitosis, pancitopenia, depresión medular, reacción anafiláctica, reacciones psicóticas, debilidad muscular, tendinitis, rotura de tendones (predominantemente del tendón de Aquiles), exacerbación de los síntomas de miastenia grave.

Precauciones.

Después de la administración de una dosis única pueden producirse reacciones de hipersensibilidad y reacciones alérgicas, incluyendo anafilaxis y reacciones anafilácticas. Se ha demostrado que ciprofloxacino puede producir reacciones de fotosensibilidad. La monoterapia con ciprofloxacino no es idónea para el tratamiento de infecciones graves o infecciones que puedan estar causadas por patógenos grampositivos o anaerobios. Ciprofloxacino no se recomienda para el tratamiento de las infecciones estreptocócicas debido a su eficacia insuficiente. Se sabe que ciprofloxacino como otras quinolonas desencadenan convulsiones o disminuyen el umbral convulsivo. Se han reportado casos de estado epiléptico. Ciprofloxacino debe usarse con precaución en los pacientes con trastornos del sistema nervioso central que puedan estar predispuestos a las convulsiones. Debe tenerse precaución cuando se emplean fluoroquinolonas, incluyendo ciprofloxacino, en pacientes con factores de riesgo conocidos para la prolongación del intervalo QT. Al igual que con otras quinolonas, se han descrito casos de hipoglucemia con mayor frecuencia en pacientes diabéticos y predominantemente en pacientes de edad avanzada. Se recomienda la monitorización cuidadosa de la glucosa en sangre en todos los pacientes diabéticos. Como ciprofloxacino se excreta principalmente inalterado por vía renal, se requiere un ajuste de dosis en pacientes con función renal alterada. Los pacientes en tratamiento con fluoroquinolonas deben ser hidratados adecuadamente para evitar la excesiva alcalinidad de la orina. Adminístrese con precaución en pacientes con trastornos cerebrales. Las fluoroquinolonas están asociadas con un incremento del riesgo de tendinitis y ruptura de tendón en todas las edades. Este riego se incrementa en pacientes usualmente mayores de 60 años, en pacientes que están tomando corticosteroides y en pacientes con trasplantes de riñón, corazón o pulmón. En caso de presentarse dolor o inflamación del tendón de Aquiles debe suspenderse la terapia. Las fluoroquinolonas pueden exacerbar la debilidad muscular en personas con miastenia gravis. Hay riesgo de presentar síntomas de neuropatía periférica (dolor, ardor, hormigueo, entumecimiento, debilidad o un cambio en la sensación táctil y la percepción del dolor, temperatura o ubicación espacial de brazos y piernas) poco tiempo después de iniciar el tratamiento, los cuales, en algunos casos, pueden ser irreversibles. En caso de presentar alguno de estos síntomas, contacte a su médico.

Conservación.

Almacénese a temperatura inferior a 30°C en su envase y empaque original.

Presentación.

Caja por 10 tabletas. Registro sanitario: INVIMA 2005M-001483-R1.

Acción terapéutica.

Antimicrobiano. Quinolona de segunda generación.

Propiedades.

Agente antibacteriano de efecto rápido que no presenta resistencia cruzada con las penicilinas, cefalosporinas, tetraciclinas y aminoglucósidos. Actúa por inhibición de la DNA-girasa bacteriana, interfiriendo en la replicación del DNA. En forma oral, combina una biodisponibilidad elevada con gran penetración tisular que permite su empleo como monoterapia o en combinación con otros antibióticos. Actúa sobre gérmenes grampositivos: Staphylococcus aureus, pyogenes y pneumoniae, Streptococcus faecalis, Mycobacterium tuberculosis.Microorganismos gramnegativos: Escherichia coli, Klebsiellas, Enterobacter, Salmonella, Shigella, Proteus mirabilis, Pseudomonas, Haemophilus influenzae, Neisseria gonorrhoeae, Aeromonas, Vibrium Brucella melitensis.

Indicaciones.

Infecciones de las vías respiratorias. Bronconeumonía y neumonía lobar. Bronquitis aguda, bronquiectasias, empiema. Infecciones del tracto genitourinario: uretritis complicadas, pielonefritis, prostatitis, gonorrea. Infecciones osteoarticulares: osteomielitis, artritis séptica. Infecciones gastrointestinales: diarrea infecciosa, fiebre entérica. Infecciones sistémicas graves: septicemias, bacteriemias, infecciones de vías biliares, pélvicas y otorrinolaringológicas.

Dosificación.

La dosis se determinará por la gravedad de la infección, la sensibilidad de los organismos causales, edad, peso y función renal del paciente. Dosis media por vía oral/adultos: infecciones del tracto urinario: 250 a 500mg cada 12h; cistitis aguda no complicada: 250mg cada 12h; durante 3 días. Infecciones de vías respiratorias, infecciones osteoarticulares, de piel y tejidos blandos: 250 a 500mg cada 12h pudiendo elevarse a 750mg c/12h en casos de mayor gravedad. Infecciones por pseudomonas en tracto respiratorio inferior: la dosis normal es de 750mg, dos veces al día. Gonorrea: dosis única de 250mg. En la mayoría de las otras infecciones 500 a 750mg dos veces al día. El período de tratamiento habitual para infecciones agudas es de 5 a 10 días y debe continuarse 3 días después de la desaparición de los signos y síntomas. En pacientes con función renal alterada: en general no es necesario ajustar la dosis, salvo en insuficiencia renal grave. En estos casos se puede reducir la dosis diaria total a la mitad. No se recomienda su empleo en niños y adolescentes en crecimiento. En caso de ser necesaria su indicación, la dosis a emplear puede ser 7,5 a 15mg/kg/día por vía oral, administrados cada 12 horas.

Reacciones adversas.

En ocasiones puede producir náuseas, diarreas, vómitos, dispepsia. Alteraciones del SNC: vértigo, cefaleas, cansancio, insomnio, temblor; en muy raras ocasiones sudoración, convulsiones, estados de ansiedad. Reacciones de hipersensibilidad, erupciones cutáneas, prurito, fiebre medicamentosa. Reacciones anafilactoides: edemas facial, vascular y laríngeo. En estos casos se suspenderá en forma inmediata el tratamiento. Pueden aparecer aumentos transitorios en las enzimas hepáticas, sobre todo en pacientes con lesión hepática previa. Trastornos de la fórmula sanguínea: muy raramente eosinofilia, trombocitosis, leucocitosis, anemia. Dolores musculares, tenosinovitis, fotosensibilidad.

Precauciones y advertencias.

Debido a los efectos secundarios que puede producir sobre el SNC sólo deberá utilizarse cuando los beneficios terapéuticos superen los riesgos descriptos; sobre todo en pacientes con antecedentes de crisis epilépticas u otros trastornos del SNC (bajo umbral convulsivo, alteración orgánica cerebral o ACV). No es recomendable su uso en el embarazo ni en el período de lactancia. En raras ocasiones se ha observado cristaluria relacionada con el empleo de ciprofloxacina, por eso los pacientes deberán estar bien hidratados y evitar una alcalinidad excesiva de la orina.

Interacciones.

Se elevan los niveles séricos de teofilina cuando se administra con quinolonas. Junto con ciclosporina, aumenta los valores séricos de creatinina. A fin de no interferir en la absorción de antiácidos (con hidróxido de magnesio o de aluminio), sólo deberá administrarse 1 o 2hs después de la ingestión de aquéllos.

Contraindicaciones.

Pacientes con hipersensibilidad a la droga y otras quinolonas. Embarazo. Lactancia. Niños.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con CIPROFLOXACINO .

  • ADBIOTIN ( Antibiótico de amplio espectro )
  • ADIX ( Fluoroquinolonas )
  • AMIKACINA ( Antibiótico Aminoglucósido infeccioso-Antibacterial )
  • AMIKACINA ( Aminoglucósido, Antibiótico de amplio espectro )
  • AMIKACINA ( Antibiótico bactericida del grupo de los aminoglucósidos que actúa fundamentalmente sobre bacterias gramnegativas )
  • AMK (AMIKACINA) PISA ( Tratamiento para infecciones producidas por gérmenes sensibles a la Amikacina )
  • AMOXAL ( Antibiótico )
  • AMOXIBAY ( Antibiótico )
  • AMOXICILINA ( Antibiótico, Bactericida de amplio espectro )
  • AMOXICILINA ( Antibiótico bactericida de amplio espectro )
5