Medicamentos

CARDIOL 25 Y 50MG - Laboratorio Lafrancol

Laboratorio Lafrancol Medicamento / Fármaco CARDIOL 25 Y 50MG

Descripción.

CARDIOL®es clortalidona, un compuesto relacionado con los diuréticos tiazídicos, antihipertensivo.

Composición.

Cada tableta de CARDIOL®contiene 25 ó 50 mg de clortalidona.

Propiedades.

Mecanismo de acción: El mecanismo de acción exacto de la clortalidona aún no está bien aclarado, pero es probablemente multifactorial. La clortalidona es un diurético tiazídico que incrementa la excreción urinaria de sodio y agua por inhibir el co-transportador de Na-Cl, y así inhibir la reabsorción de sodio en el túbulo contorneado distal. Al aumentar la excreción de sodio en el túbulo renal distal la clortalidona incrementa la eliminación de potasio a través de un mecanismo de intercambio sodio-potasio. La clortalidona, al igual que los otros diuréticos tiazídicos, también disminuye la velocidad de filtración glomerular, lo que reduce la eficacia de estos fármacos en los pacientes con insuficiencia renal. La clortalidona no es un antagonista de la aldosterona. La clortalidona ejerce su acción antihipertensiva inicial (primeras 1 a 2 semanas) por la reducción del volumen plasmático y disminución del gasto cardiaco. Con la administración crónica, este efecto inicial en volumen plasmático y gasto cardíaco, puesto que la reducción del volumen plasmático induce un aumento de actividad de la renina y de la secreción de aldosterona, y el gasto cardiaco retorna a la normalidad. Su efecto antihipertensivo a largo plazo puede explicarse por una disminución de la resistencia vascular periférica por una acción directa sobre los vasos sanguíneos, lo que puede estar relacionado con una acción sobre la enzima anhidrasa carbónica.

Farmacocinética.

Luego de su administración oral, la clortalidona se absorbe rápidamente, alcanzando su efecto pico a las 2.6 horas. Se absorbe en un 65% y su vida media de eliminación es de 24 a 55 horas, con una duración de acción de 48 a 72 horas. La unión a proteínas plasmáticas es del 75%; su metabolismo es hepático y se excreta principalmente por vía urinaria. La prolongada vida media de eliminación permite controlar la presión arterial con dosificación una sola vez al día.

Indicaciones.

Diurético:hipertensión arterial esencial o nefrogénica o sistólica aislada, como terapia primaria o en combinación con otros agentes antihipertensivos.

Dosificación.

Una tableta de CARDIOL®al día; se recomienda iniciar con 25 mg de clortalidona. La selección de la dosis de mantenimiento dependerá del grado de hipertensión arterial y la respuesta individual del paciente. CARDIOL®puede asociarse con otros antihipertensivos en pacientes que requieren terapia combinada para alcanzar las metas de presión arterial.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad a la sustancia activa y otros compuestos sulfamídicos. Anuria, insuficiencia renal hepática grave. Hipopotasemia, hiponatremia e hipercalcemia refractarias. Hiperuricemia sintomática (antecedentes de gota o cálculos de ácido úrico) hipertensión durante el embarazo. Aclaramiento de creatinina menor de 30 ml/min. Afecciones con aumento del tamaño de los tumores.

Reacciones adversas.

Frecuentes, en elevadas dosis: hipopotasemia, hiponatremia, alcalosis hipoclorémica. Ocasionales: hipomagnesemia, elevación de lípidos sanguíneos, urticaria, hipotensión ortostática, anorexia, impotencia. Raras: hiperglucemia, hipercalcemia, hiperuricemia, reacciones alérgicas, pancreatitis, alteraciones hepáticas, puede exacerbar el lupus eritematoso sistémico.

Precauciones.

La clortalidona debe ser usada con precaución en pacientes con deterioro de la función hepática o enfermedad hepática progresiva, ya que cambios menores en el balance líquido y de electrólitos debido a los diuréticos tiazídicos pueden precipitar el coma hepático y especialmente en pacientes con cirrosis hepática. La clortalidona también debe ser usada con precaución en pacientes con enfermedad renal severa. Las tiazidas pueden precipitar la azoemia en dichos pacientes y los efectos de la administración repetida pueden ser acumulativos.

Interacciones.

Anticoagulantes (warfarina): hay estudios en los que se ha registrado posible inhibición del efecto anticoagulante. La contracción de volumen con el uso de diuréticos puede llevar a aumento de la concentración de factores procoagulantes en la sangre. Hipoglicemiantes orales o insulina: puede ser necesario el ajuste de la dosis del hipoglicemiante. Los requerimientos de insulina pueden cambiar con el uso de diuréticos tipo tiazídicos o similares. Digitálicos (digoxina): Debido a la eliminación de potasio inducida por clortalidona, se puede potenciar la toxicidad del digitálico, con riesgo de arritmias. En caso de su administración conjunta, se deben monitorizar los niveles de potasio sérico. IECAs: se puede aumentar el riesgo de hipokalemia. Amiodarona: el uso concomitante de diuréticos tiazídicos o similares a las tiazidas, puede incrementar el riesgo de arritmias asociadas con hipokalemia. AINES: pueden antagonizar la natriuresis e incrementar la actividad de renina plasmática y pueden reducir los efectos antihipertensivo y diurético. El uso concomitante de AINES y diuréticos puede aumentar el riesgo de falla renal secundaria a una disminución del flujo sanguíneo renal por inhibición de la síntesis de prostaglandinas renales. Medicamentos que causen hipokalemia: puede aumentar el riesgo de hipokalemia severa. Bloqueantes neuromusculares no despolarizantes: La administración concomitante de clortalidona a pacientes tratados con bloqueantes neuromusculares no despolarizantes puede prolongar el bloqueo neuromuscular debido a los efectos de la clortalidona sobre el potasio. Antes de iniciar un bloqueo neuromuscular, es necesario determinar las concentraciones séricas de potasio y corregirlas si fuese necesario. Litio: Los diuréticos tiazídicos reducen el aclaramiento del litio por lo que se deben determinar las concentraciones de este fármaco y disminuir sus dosis. Por el contrario, las tiazidas se pueden utilizar para contrarrestar la poliuria producida por el litio. Simpaticomiméticos: pueden antagonizar el efecto antihipertensivo de la clortalidona. Alteración en parámetros de laboratorio:Puede aumentar los valores en sangre de: calcio, colesterol, creatinina, LDL-colesterol, triglicéridos, ácido úrico, urea y glucosa.

Presentación.

CARDIOL®se presenta en cajas por 30 tabletas ranuradas. CARDIOL®25 MG (Reg. San. No. INVIMA 2016M-0017009). CARDIOL®50 MG (Reg. San. No. INVIMA 2016M-0017008).

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con CARDIOL 25 Y 50MG .

1